thesiger

El último beduino

Esta entrada nace a 12000 metros de altura sobrevolando Iran rumbo a Bakú.  Tras un año “atado” a la silla de la oficina, atadura debo decir  por decisión propia,  vuelvo  a compaginar oficina y cabina. La responsabilidad del actual puesto, necesitaba  este tiempo para el lanzamiento  y consolidación de los planes que me trajeron hasta los Emiratos.  Con humildad y el excelente trabajo  de un equipo multicultural,  hemos conseguido situarnos sólidamente como una de las  aerolíneas más puntuales de la zona, en un mercado muy competitivo y  con una complejidad operacional extraordinaria.

Pero volvamos a 12000 metros. Sobrevolar Irán es curioso. Empiezas con un desierto agreste y una hora y media de vuelo más tarde  terminas con una vista que te recuerda a cuando sobrevuelas los Pirineos. Resalta el volcán Damavand (5400m) , montaña que domina la cordillera de los montes Elburz. Damavand  es la mayor altura de Oriente medio y el volcán más alto de Asia. Por estas tierras andó nuestro protagonista  de hoy.

Englobamos la entrada de hoy en el apartado de personajes  extraordinarios. Wilfred Thesiger, explorador, escritor y fotógrafo.

Me ha resultado complejo poner en orden la vida de Thesiger. Viajó tanto, escribió tanto, dijo tanto y fotografío tanto que es imposible resumir  en una entrada, la vida de este personaje extraordinario pero  también controvertido. Leer su biogtrafía y sus libros no deja indiferente y deja en el aire muchas preguntas sobre como vivimos y la dirección en la que va la humanidd. Por otro lado,  su historia ha servido para amenizar las cervezas con la cuchipandi estos últimos días. Os describo algunos rasgos de su personalidad. Solitario, extremadamente austero,

Hunger, thirst, heat and cold, I had tasted them in full. W. Thesiger

Vivió como un beduino durante años. Estaba  radicalmente en contra del progreso que veía como aniquilador de la esencia y autenticidad de los pueblos. Detestaba  aviones y coches, “contaminan y hacen un ruido ensordecedor” decía. No tuvo descendencia y nunca tuvo pareja conocida, sin ser homosexual. Su asexualidad era consecuencia de un estilo de vida en el cual todo aquello que condicionara su vida  lo rechazaba. Tuvo tiempo de vivir lo sucedido tras el 11-S, siendo  muy critico con la política americana respecto a los países árabes y se decanto claramente en contra de las guerra de Irak y las operaciones en Afganistán. Nunca viajó a Estados Unidos por decisión propia. Vamos a ver  su historia…

Thesiger nació en Abisinia, la actual Etiopía, en 1910,donde su padre ejercía de diplomático para el imperio de su majestad. Hasta los 9 años, sus compañeros  fueron los niños de las tribus locales. Como él definió, “tuve una infancia feliz hasta que marché e Inglaterra”. A esa edad, sus padres hacen la clásica elección de la aristocracia inglesa de la época. Le matriculan en Eton y esperan que sea un Oxbridge.

Ya en Eton empieza su desarraigo con la cultura occidental. Sus compañeros se mofaban de él porque sugería los juegos que había aprendido en su época de Etiopía, basicamente tirarse piedras, lejos de la sofisticación del Cricket y el tenis.  Lo más relevante de su época de Oxford es que estuvo en el equipo de boxeo. Debía dar leches como panes, puesto que durante  cada uno de los cuatro años de su estancia fue campeón universitario.

Tras la Universidad necesitaba volver  a Africa y el gobierno británico lo envía  a Sudan.  Con la llegada de la segunda guerra mundial se incorpora a los Servicios Secretos británicos jugando un papel muy relevante en la campaña de Siria.

Una vez finalizada la guerra,  viaja por gran parte de Asia. 1946 es un año clave en la vida de nuestro protagonista. Es contratado para explorar el desierto de Rub al Khali o empty quarter.

Esta inmensa superficie de desierto que cubre varios de los actuales países del golfo pérsico estaba inexplorada y las compañías occidentales necesitaban saber más sobre esa zona inhabitada y desertica. Thesiger junto con cuatro beduinos, comenzó una exploración que le llevo más de cuatro años, donde ademas de   empapaparse  del modo de vida de los beduinos, inició un progresivo éxodo personal hacia todo lo que significara progreso. Estaba convencido que el progreso destruiría los valores del pueblo beduino, su esencia, como en gran medida así fue.

 

 

Detesto todas las fuerzas que inexorablemente estan arrasando lugares únicos y maravillosos.W. Thesiger

Durante su años en el desierto,  realizó más de 25000 fotografías mayoritariamente de tribus locales y escribió Arabian sands (1959) un best seller en la epoca.

Tras el desierto vinieron otras exploraciones en Afganistan, Irak, Iran. Finalmente en 1968 se instaló en el norte de kenya donde vivió hasta 1994. Finalmente en 1994  con 84 años y un estado de salud bastante deteriodado fue trasladado a Londres para pasar su últimos años.

Wilfred Thesiger no tuvo nunca posesiones. Su legado fueron 25000 fotografías. Bajo una aparente mentalidad arcaica y fuera de moda,  vemos a  un conservacionista radical, antioglobalista, en  definitiva un defensor de la esencia, de la autenticidad  de las cosas. Siempre mantuvo que el progreso economico y tecnológico tal como se está  llevando acabo terminará aniquilando las culturas y nos hara a todos más ovejas enterrarando el pensamiento crítico. Es por eso, que la forma  de vida que eligió era la manera de rebelarse, huir? de un mundo que ni entendía ni quería entender y con el cual no se identificaba. Todo ello se refleja en  “The life of my choice”, libro que recomiendo a todos los que quieran cuestionar como vivimos actualmente. Os dejo con un párrafo del libro que me parece especialmente vibrante


For me, exploration was a personal venture. I did not go to the Arabian desert to collect plants nor to make a map; such things were incidental. At heart I knew that to write or even to talk of my travels was to tarnish the achievement. I went there to find peace in the hardship of desert travel and the company of desert peoples. I set myself a goal on these journeys, and, although the goal itself was unimportant, its attainment had to be worth every effort and sacrifice… No, it is not the goal but the way there that matters, and the harder the way the more worth while the journey.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Previous Post Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *