deckchairs-355596_1280

Ideas para estas vacaciones

Esta semana muchos están de prevacaciones. Para aquellos que todavía no habéis elegido destino o para los que ya estáis de camino, voy a haceros algunas sugerencias.

Para ello,  vamos a hablar del Pirineo, Socrates y Dunkerque. Tres  historias que inicialmente no tienen nada en común, ni nada que ver con las vacaciones  o igual sí….

Hace unos días,  aprovechando un break en el trabajo que estamos realizando con el entusiasta y exitoso  equipo de Air Arabia Marruecos, una de las compañías del grupo Air Arabia,  volví al Pirineo, mi pirineo, para una visita corta. Hacía 8 eternos meses, que no nos veíamos.

Es difícil describir la sensación al pasar al otro lado de la falda del monte Monrepós y ver majestuosos los picos que se suceden uno tras otro todo lo que abarca la vista. Conforme vas subiendo y te adentras en el valle,  el olor te envuelve,  te transporta. De repente se vuelcan las eternas marchas de los scouts, las conversaciones con el mejor coach que conozco, mi hermano,  las semanas de esquí con mis hijos, la cuadrilla de amigos, las borracheras  y sus resacas de las  sopetas de la verdad con Ignacio Pablo y Jesus  en las noches estrelladas de verano, etc, etc. Estos recuerdos provocados tienen un efecto inmediato.Para los que estamos alejados de nuestro entorno natural,  te  sitúan,  te centran, te recuerdan de golpe,  de una leche, de donde vienes, tu ESENCIA.

Paralelamente, hace unos días un seguidor del blog me invitaba a volver a leer a los clásicos. Tras el momento burbuja encima de la cabeza a lo Jose Mota “este tío  va de cultureta y me quiere impresionar” seguimos la conversación y al final  me convenció para darle una oportunidad a Sócrates y Platón. Socrates no dejó nada escrito, lo hablaba todo en sus charlas con la ciudadanía ateniense. Finalmente me hice con Apología de Socrates, libro de Platón,  que da una versión del discurso que Sócrates  pronunció como defensa, ante los tribunales atenienses en el juicio en el que se le acusó de corromper a la juventud y no creer en los dioses de la polis. Me resultó verdaderamente entretenido. Es acojonante  como algo escrito hace 2400 años permanece presente y  hace darnos cuenta que nuestra ESENCIA sigue siendo la misma.Os apunto algunas de las frases  que me han parecido más interesantes e intentad asociarlas a situaciones que  nos encontramos a diario.

Habla para que yo pueda conocerte.

No la vida, sino la buena vida, es lo que debe ser más valorado

Las almas ruines solo se dejan conquistar mediante regalos

Solo existe un bien: el conocimiento. Solo hay un mal: la ignorancia

Teme el amor de una mujer más que el odio del hombre 

La belleza es una efímera tiranía

No hay que dejar que crezca la hierba en el camino de la amistad

Dejad que quien vaya a mover el mundo primero se mueva él mismo

Prefiero el conocimiento a la riqueza, ya que el primero es perenne, mientras que el segundo es caduco

El amor más caliente tiene el final más frí

El más rico es quien se contenta con poco

Los niños de hoy son tiranos: contradicen a sus padres, engullen su comida y actúan como tiranos ante sus profesores

Como vemos, lo verdaderamente  importante ya nos lo dejaron  claramente dicho hace 2400 años. Si fueramos capaces de mirar más a nuestra ESENCIA quizá evitaríamos ver algunas de las  cosas que  nos encontramos en los periódicos y  tomaríamos menos ansiolíticos.

Por último, el otro día vi una película que acaban de estrenar,  Dunkerque. Para los que no conozcáis  este episodio de la segunda guerra mundial os cuento la situación. Los alemanes habían arrinconado a 400.000 soldados británicos en las playas de la localidad francesa de Dunkerque a  tan sólo 26 millas de la costa inglesa. La película trata la repatración a casa de estos soldados. Además de  ser una obra maestra  en la que se habla poco y se ve mucho, nos expone  como el hombre se comporta en situaciones tan límites, como sale lo mejor  y lo peor de  la ESENCIA  del hombre;  el compañerismo, el heroísmo, el sacrificio por los demás,  pero también el egoísmo, el instinto de supervivencia. La película no juzga, tan sólo expone. La escena final absolutamente magistral con el avión spitfire y NIMROD esa  composición  que debería ser el himno inglés, me hizo recordar  a hace muchos años cuando un adolescente con granos, soñaba con ser piloto, emulando a los héroes de la batalla de Inglaterra. Por un momento volví de nuevo a mi ESENCIA.

Tres situaciones recientes que me hicieron volver a mis raíces. Un estudio de la Secretaria de Estado de  Turismo dice que el 70% % de los españoles  pasa sus vacaciones en España.  Muy probablemente muchos de vosotros volváis a vuestros pueblos, lugares que os recuerdan a cuando erais niños o  entornos que simplemente os hacen sentir que todo tiene sentido. Puede ser una buena oportunidad para mirar un poco lo desviados o no que andamos de nuestra esencia. Siempre estamos a tiempo de corregir el rumbo.

Previous Post Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *