img_1473

Tiempo de recogida de moras

Hoy la entrada va especialmente orientada parea los que tenemos hijos. Precisamente mientras os escribo uno de los míos está saliendo por la puerta.

La llegada de septiembre tiene una cita ineludible con la recogida de moras.

Los caminos de la geografía nacional están salpicados de estos arbustos. Existen dos tipos de plantas que dan moras, las moreras y las zarzas. Entre las dos dan 300 tipos diferentes de moras!!!

Es una estupenda actividad familiar. Os la recomiendo especialmente a aquellos que tenéis renacuajos ya que no hace falta irse muy lejos para encontrar este fruto. Los peques andan, suben, bajan, descubren, investigan, se frustran, se pinchan con las zarzas y a veces hasta encuentran la recompensa. Pensemos además que luego los mayores pueden terminar el trabajo; los cocinitas elaborando alguna tarta y los más pícaros algún orujo.

Esta semana fui invitado a la inauguración del curso académico de una escuela de negocios. Uno de los conferenciantes animó a todos a acercarnos a la naturaleza, ya que en ella “no hay nada de falsedad”. Esta frase hinchó mi espíritu openfield y me llamó la atención positivamente que se mencionará a los jóvenes en un entorno académico.

Volviendo a nuestras zarzas y viendo disfrutar a los niños pensaba en la autenticidad que clamaba nuestro conferenciante. Creo que es una cuestión de pura voluntad introducir a los hijos en la naturaleza. Entiendo perfectamente que es más cómodo para los padres llevarlos un domingo al parque debajo de casa, mientras nos tomamos la caña, pero los beneficios a largo plazo no tienen comparación.

Para los que tenemos hijos en edad de inculcar los valores esenciales, el deporte en sus diferentes formas y la naturaleza considero que son dos elementos clave en forjar valores sólidos, sacarlos de su zona de confort y como parte de una educación integral basada en el valor del esfuerzo.

Se empieza pasando frío subiendo a un ibón de 2000 metros con nueve meses en la mochila de papá, se continua dedicando horas y horas a mejorar ese paso de ballet

Ya está de vuelta el hijo que había salido de casa, lleva desde las 7 de la mañana repartiendo periódicos por las casas para ganarse unas libras…

img_1472

Previous Post Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *